¿Por qué estudiar Técnico Superior Universitario en Matemáticas en la UnADM?

Logo unadm

La Universidad Abierta y a Distancia de México es una institución educativa a la vanguardia, que entiende a la perfección el panorama constantemente cambiante de la educación en un mundo globalizado. Es una institución sería que nació para ofrecer a la población una alternativa educativa de primer nivel basada en la realidad del siglo XXI.

La UnADM ofrece una amplia gama de opciones educativas para que los mexicanos escojan acorde a sus intereses y aptitudes. Una de esas ofertas es la carrera de Técnico Superior Universitario en Matemáticas, que es un programa educativo que se encuentra reconocido por su buena calidad por la CIEES

CIEES logo.png

La institución se compromete en formarte como un Técnico en Matemáticas del más alto nivel capaz de aplicar conocimientos científicos y tecnológicos de manera ética y con compromiso social, volviéndote un profesionista competitivo tanto nacional como internacionalmente. Pero, aún más importante, formarte como un miembro productivo que contribuya con el desarrollo nacional.

Al terminar el programa serás capaz de resolver problemas matemáticos de toda índole. Podrás analizar e interpretar con facilidad información estadística, que te abrirá las puertas a incontables campos profesionales. Así como el mundo de la computación en sus aspectos más complejos: La matemática es, después de todo, la esencia de los lenguajes computacionales.

Las matemáticas son una ciencia exacta que te abrirá las puertas de incontables mundos, no sólo el laboral. Cualquier cosa que puedas imaginar puede definirse en números. El comprender como funciona la realidad mediante el uso de complejas fórmulas matemáticas es en sí un lujo que sólo la humanidad puede darse.

¿En qué me podría desempeñar si estudio Matemáticas?

El contar con un título en matemáticas te abre distintos campos laborales que no se limitan solamente al de las ciencias exactas. Además de que te otorga de una independencia que pocas carreras te pueden ofrecer. Al estudiar matemáticas te volverás competente (y ojalá algún día experto) en el análisis y la interpretación de información estadística. Si te gustan los temas sociales, la estadística será un arma esencial para moverse con objetividad en un campo hoy dominado por la subjetividad y las opiniones opuestas.

Imagina, por ejemplo, el dedicarte a comprender toda la información para entender los cambios demográficos que afectarán a nuestro planeta en lo que resta del siglo, cosas como tazas de fertilidad, crecimiento exponencial, asignación de recursos, creación de modelos matemáticos por computadora que nos ayuden a encontrar maneras de explotar los recursos naturales de forma responsable y eficiente para una población que podría alcanzar los 10 u 11 mil millones a finales de siglo.

population

El sector privado necesita matemáticos; son ellos los expertos a la hora de planear las estrategias necesarias para que una empresa sea exitosa, así como la optimización de los procesos necesarios para su buen funcionamiento, así como el saber estimar responsablemente los riesgos y encontrar maneras de reducirlos.

Quizá te interesa el campo de la computación. Pues enhorabuena, todas las empresas o instituciones que están trabajando en el desarrollo de inteligencia artificial o computadoras cuánticas necesitan matemáticos y los seguirán necesitando aún después de desarrollar algoritmos milagrosos (probablemente desarrollados por grandes mentes matemáticas) capaces de resolver complejos problemas con los que las súper computadoras de hoy tienen muchos problemas.

¿Quizá tu interés está en la producción agrícola? En ese campo también se necesitan matemáticos.

¿Desarrollo de software? Ellos también necesitan Matemáticos profesionales.

¿Te gusta la filosofía? Sí, las Matemáticas están ahí.

O bien, podrías dedicarte a la docencia. La misma UnADM ofrece una licenciatura en Enseñanza de las matemáticas que podrías continuar una vez terminada tu carrera técnica.

Podría escribir sobre todos los campos donde las matemáticas son esenciales, pero no habría fin: Si existe, usa matemáticas. Los números son como la magia del mundo real, el aprender a hacer uso de los mismos te otorga poderes reales que pueden usarse para el beneficio de tu comunidad.

¿Qué necesito para Estudiar TSU en Matemáticas?

Además del interés en las ciencias exactas y el amor por los números la UnADM necesita que hayas terminado tus estudios de nivel medio superior o algún equivalente. Así como cumplir con los requisitos expuestos en la convocatoria, que por lo general constan de unos cuantos cuestionarios para conocer y evaluar tus conocimientos y tu habilidad con el uso de las tecnologías. También es necesario que completes en su totalidad el curso propedéutico.

Otros requisitos especiales, debido a la naturaleza vanguardista de la institución, son un fuerte compromiso y la certeza de poder adaptarte a un ambiente basado en la autodeterminación y el auto aprendizaje. No estarás solo, pero tendrás que aprender a desarrollar tus habilidades en un paradigma educativo completamente diferente al que fuiste acostumbrado. Pasarás de ser solamente un alumno para volverte un investigador; una persona capaz de buscar su propia información y aprender de sus propias experiencias sin la necesidad absoluta de un intermediario.

Necesitas aprender a ser más social. Pues sí bien la educación será a tus tiempos y en un ambiente controlado por ti mismo no estarás solo. Las interacciones entre alumnos y docentes tanto en el foro como en otros medios serán de vital importancia para tu éxito académico.

 

¿Qué obtendré de Estudiar TSU en Matemáticas en la UnADM?

No sólo obtendrás el título que cursaste, obtendrás también algo todavía más valioso; el aprender a aprender, por ti mismo, y sin intermediarios. Sólo piénsalo; la habilidad para aprender todo lo que te propongas sin las excusas de espacio y tiempo. Hace unas cuentas décadas eso hubiera sonado como un súper poder.

En el aspecto de las Matemáticas aprenderás y obtendrás la habilidad de observar y resolver modelos matemáticos de cualquier índole (naturales, físicos, biológicos, sociales, financieros, económicos, etc.) Así como un pasaporte académico a cualquier campo de tu interés. ¡Las matemáticas están en todos lados!

Estándar

Diagrama UNADM

Mapa conceptual UNADM

Imagen

El estudiante frente a un nuevo paradigma educativo.

ancient student

Cuando comienzas a leer sobre filosofía estoica es inevitable el terminar leyendo sobre personajes como Zenón, Epicteto, Seneca o Marco Aurelio. La información es bastante limitada, pues son personajes milenarios y no figuras de los siglos cercanos.

Gracias a la obra “Historia Augusta” tenemos más información del Emperador Romano (Marco Aurelio) que de personajes más obscuros como Epicteto. La información no es necesariamente veras en su totalidad, pero se pueden asumir varias cosas; le gustaba el boxeo, aprendió a leer y redactar en Latín y en Griego. Aprendió el uso de las armas, las destrezas del boxeo y la caza, la aritmética y matemáticas más avanzadas, así como después los conocimientos relacionados al gobierno del Imperio. Su educación fue muy completa, así como compleja. Tuvo muchos maestros, así como tutores; él menciona en su obra principalmente a aquellos que lo educaron en la filosofía práctica.

La relación educativa entre maestro y alumno era sencilla, como la filosofía misma en la que se le educaba; el deber del maestro era enseñar bien, y el deber del alumno era el aprender todo lo que se le enseñaba. Ya no vivimos en tiempos tan sencillos; el mundo creció en complejidad, existen posicionamientos divergentes y se vive en una constante lucha de ideas que se encuentran en constante cambio.

La humanidad se enfrenta a nuevos retos que ella misma se ha creado. Y es en ese aspecto donde recae la complejidad del modelo educativo más novedoso hasta ahora; la educación en línea. No hay mayor reto que el comprender que el mundo en que vivimos hoy cambiará drásticamente en algunos años. No hay mayor reto que el aceptar el que se vive en constante cambio y entender el que debemos de adaptarnos al mismo ritmo; el comprender que la vida en comunidad depende del encontrar la manera de mejorar como individuos al mismo paso que la tecnología se vuelve más compleja y misteriosa con los años.

Pero no todo ha cambiado por completo. Si bien Marco Aurelio no se enfrentó a un mundo que cambiaba a un ritmo extremadamente acelerado, sí se enfrentaba a uno más hostil. Y las únicas maneras de hacer frente a las dificultades son mediante la aceptación de cargar con todas tus responsabilidades, el valor de hacer frente a todas las dificultades y lo más importante; la autoconstrucción del pilar más fundamental de tu vida: la autodisciplina. Te puedes volver disciplinado mediante el uso de una fuerza externa, formada en un ambiente militar o ante el miedo a consecuencias desagradables. Pero la disciplina obtenida a la fuerza es viciosa, contaminada por el temor, mientras que la disciplina creada por uno mismo está bañada por las virtudes de una facultad rectora funcionando a completa capacidad.

Otro reto importante es el aprender a ser independientes y aceptar nuestras responsabilidades sin olvidar el que formamos parte de una comunidad. Y que es por el bienestar del colectivo por el que tratamos de ser mejores como individuos. Es muy fácil caer en la trampa del egoísmo cuando se vive en una era digital donde casi todo es posible sin la necesidad de interactuar cara a cara con nuestros iguales, o cuando los valores que rigen a una sociedad se encuentran en persistente escrutinio y bajo demanda de constante cambio.

Seamos independientes, seamos también únicos, seamos competentes sin competir los unos con los otros; el adversario a vencer jamás ha de ser el otro, pero aquel que fuiste tú mismo el día anterior.

“…la condición del pecador mismo es tal que no deja de ser mi pariente, participante, no de mi misma sangre o prosapia, pero sí de una misma inteligencia y de una partícula de la divinidad, no puedo recibir afrenta de ninguno de ellos, porque ninguno podría mancharme con su infamia. No puedo tampoco enojarme contra mi pariente ni aborrecerle, que hemos sido creados para ayudarnos mutuamente, como lo hacen los pies, las manos, los párpados, los dos órdenes de dientes, el superior y el inferior. Obrar, pues, como adversarios los unos de los otros es ir contra la naturaleza: y es tratar a alguien de adversario el hecho de indignarse o apartarse de él.”

-Marco Aurelio, Meditaciones, Libro II, Idea I.

 

Un reto importante que no he mencionado y al que nos enfrentamos todos, no sólo los estudiantes, ya que afecta a los consumidores de información es el aprender a distinguir la información verídica de la falsa. O bien, saber darnos cuenta cuando si bien una información o argumento está bien desarrollado no necesariamente lo vuelve cierto. Vivimos bombardeados de notas, frases, imágenes cargadas con palabras inspiradoras, pero no necesariamente útiles o correctas. La responsabilidad de hacer nuestro lo útil y desechar aquello que es nocivo o no merece nuestra atención recae completamente en nosotros. También forma parte de nuestra responsabilidad el no ser participe en proveer de información falsa, esa que se suele expandir como la peste negra, afectándolo todo y matando cualquier oportunidad del desarrollo de mentes críticas y razonables.

La posibilidad de poder compartir información y puntos de vista también ha creado una sociedad en constante batalla en cuanto a posiciones políticas; la facilidad de acceso y expansión de argumentos (pobres o bien desarrollados) ha dividido a las comunidades otrora más o menos unidas en facciones buscando desesperadamente ser portadoras de la verdad. Ha creado también burbujas que producen más información, basada no en la lógica u objetividad, pero en meros posicionamientos provenientes de la ideología política o preferencias de quien la redacta. Es parte de nuestros deberes el distinguir la propaganda de las ideas bien desarrolladas, así como también el evitar ser partícipes en la producción de aquello que no sirve al bien común.

Estándar

WordItOut-word-cloud-3729118

Nube de Palabras UNADM

Imagen

UNADM

PhotoEditor_20190413_233009305

Mi nombre es Alvaro. Me gustán las matemáticas, el boxeo, el estoicismo y el trabajo práctico. Decidí estudiar TSU en Matemáticas en la UNADM porque quiero certificar mis conocimientos y el modelo educativo virtual y a distancia es el mejor modelo disponible. En este blog escribiré sobre mi experiencia en este nuevo modelo educativo, así como pequeñas reseñas de libros y artículos de estoicismo. También me interesa la cultura de la región norte del país.

 

Estándar