Noroña y el neo-malinchismo (O de quedar bien a expensas del pueblo)

noroñamalinchista2

 

Bien es sabido que la carrera política de muchos lideres no suele sobrevivir a esa incomoda transición de dejar de ser la oposición y volverse el gobierno. Ser oposición es muy cómodo, es renegar y bloquear lo que aquellos en el poder quieran implementar. Ser gobierno en cambio, exige acción, responsabilidad, el responder al pueblo que representas. Noroña piensa que se sigue representando a él solo y a sus frivolidades. Tiene la equivocada idea de que puede seguir con su mismo discurso comunista, completamente absurdo y que al mexicano no interesa. 

Sólo un politico completamente ajeno a la realidad, casado con ideales utópicos y secamente estúpido puede esperar el crecer dentro de su campo atacando e insultando a quien dice representar. Noroña no sólo le ha faltado al respeto a los mexicanos inconformes, a ese pueblo herido que se siente olvidado y despreciado por la clase política y una parte de la población (acomodada y que vive pendiente de lo que escriban medios internacionales) que reniega y en un tono arrogante les dice “Deja de quejarte, chusma ¿Qué no vez que nos haces quedar mal con El País, La BBC, The Guardian, esos periódicos que se leen mis amiguitos de intercambio?”

noroña

No, Noroña, las madres mexicanas no son unas cualquiera que tienen hijos ilegítimos de extranjeros poderosos. Y no, europioide con aires de colonizador, el querer a tu país no te hace racista: Léete a Vasconcelos.

¿A qué se debe este fenómeno de la clase política y un pequeño pero ruidoso sector de la población que reniega del pueblo mexicano, que lo llama ignorante, que se burla de su sufrir? A algo que Noroña difícilmente se saca de su boca, algo que vive eterno dentro de su mal pensar: Clasismo. México siempre ha sido un país dividido entre ricos y pobres. El internet y las redes sociales a hecho que esa clase acomodada, que nunca se acuerda del sufrir de los menos afortunados, se vanaglorie de apoyar “Causas justas” que nunca son el apoyar al compatriota cercano, no, en eso no hay cámaras: En apoyar solamente en los casos donde los medios internacionales estén presentes; Al carajo pueblo desplazado, al carajo indígenas, al carajo chiapanecos y nayaritas: Al carajo México. Lo que quieren es ser admirados por Franceses y Españoles: “¡Abramos las fronteras y vivamos con amor como ellos dicen que están haciendo!”

Las ideas estúpidas provenientes de Europa se están haciendo presentes entre la clase acomodada mexicana. 

twwet

 

La clase acomodada, viviendo en su burbuja, no entiende que en la vida real existen factores limitantes ya que nunca en su vida han conocido compatriotas con necesidad. “Les daremos todo lo que necesiten” O casas de infonavit y empleos, como dice Noroña, ignorando a los numerosos sin techo, desplazados, desempleados, olvidados llamados mexicanos:

 

Vivimos en un periodo en el que la realidad parece ser tomada como una mera sugerencia. El amor al prójimo, aquel que en serio tienes cerca, es visto con desprecio. 

 

tweet2

 

“Trump esto, Trump aquello.” “Tenemos que demostrarle a nuestros admirados españoles, a nuestros queridos ingleses, a los lectores del Huntington post el que no somos lo que tanto odian; Trump, Trump, Trump.”

La clase acomodada vive con una obsesión por la política internacional: No le interesa lo local, pues “carece del glamour de lo americano y europeo” 

“¡Al diablo las problemáticas locales! Yo quiero saber que es lo que le causa malestar a Madonna y a Katy Perry.”

Es sólo la clase acomodada la que se puede ir a dormir en la noche pensando en Trump, en Brexit, en si Hungría seguirá peleando por su identidad o en si los italianos seguirán siendo malos. El pueblo olvidado está muy ocupado pensando en como hará para mañana llevar el pan a la mesa. 

Noroña destrozó su carrera política y todavía no se ha dado cuenta. Sus sueños presidenciales quedarán en eso y sus seguidores comenzarán a dejarlo poco a poco. Los mexicanos son primero mexicanos, y después, mucho después, se identifican con alguna ideología o pensamiento de moda. Noroña no es pueblo, nunca lo fue, es un burgués que puede darse el lujo de pasarse la vida divagando con sus ideales marxistas porque tiene una vida sin necesidades.

¿Y qué pasa con sus seguidores, quizá de muchos años atrás, que hicieron historia junto con él, que lo han apoyado desde un inicio pero que encuentran sus recientes posicionamientos agridulces, quizá ofensivos?

tweet3

El negarle al pueblo contacto mediante las “Benditas redes sociales” y así eliminar aquellas voces que chocan con su realidad, aquella que siempre debe de estar acomodada a su gusto.

olvidados.png

Y así, sin explicación alguna, sus seguidores pasan a ser poco a poco parte de esos que son muy mexicanos y muy poco extranjeros para ser tomados en cuenta: Los olvidados.

Estándar